(593-2) 361 12 46 contacto@hermanosdelapaz.com
EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Quiénes Somos

Fraternidad Hermanos de la Paz

La Fraternidad es una Asociación Pública de Fieles y se denomina Hermanos de la Paz porque con su vida y testimonio apostólico procurará que sus miembros sean hermanos entre sí, viviendo la Paz, la cual es uno de los valores del Reino y el mayor regalo que Dios da al hombre.

Se entiende esta Paz como la presencia resucitada de Cristo en la vida de cada Hermano, esta presencia Viva, Divina y Humana fue posible por el FIAT de la Virgen María, la cual fue constituida mensajera de la Paz, de esa paz de la que tanta necesidad tiene el mundo de hoy.

Los Hermanos de la Paz son una comunidad mixta, a la que pertenecen hombres y mujeres, solteros, casados, célibes por el Reino, y sacerdotes que viven los Consejos Evangélicos de pobreza, obediencia y castidad según el estado de vida de cada uno. A esta Asociación se pueden unir sacerdotes diocesanos, religiosos y religiosas con autorización escrita de sus superiores legítimos. Los Consejos Evangélicos en la Asociación se viven en clave de opción de servicio a los pobres y excluidos.

Los Hermanos de la Paz encuentran el origen de su vocación en llevar una vida conforme al Santo Evangelio.

El Santo Evangelio es la vida de la Iglesia y es el mensaje que cada Hermano de la Paz debe vivir y transmitir, por ser salvación para el mundo entero. En efecto, por él, la Iglesia guiada por el Espíritu Santo, llega al conocimiento de Cristo y recibe con fe sus hechos y palabras, que son para los creyentes espíritu y vida.

Es el Santo Evangelio la norma de vida de esta Fraternidad, el cual debe ser tenido en cuenta en todas las circunstancias de la vida, se debe seguir el Evangelio como suprema ley. Es indispensable leer con asiduidad sus palabras de salvación y, a ejemplo de la bienaventurada Virgen María, llevarlo en el corazón, de modo que teniendo la vida cada vez más conforme al Evangelio, crezcan en cada uno las virtudes de fraternidad, misericordia y paz.

La vocación de Hermanos de la Paz se acentúa en el firme propósito de pertenecer enteramente a Dios, ser posesión Suya y para esto los Hermanos han encontrado que el centro de sus vidas debe ser la oración como encuentro personal y comunitario con Aquel que los convoca a vivir una vocación que tiende a la perfección.

De este centro, que es la oración, se derivan todas las expresiones por las cuales se da cumplimiento y plenitud al carisma propio de la Fraternidad el cual es “Vivir la fraternidad al servicio de los más pobres, siendo signos e instrumentos de paz en la construcción del Reino de Dios”.

Para que el diálogo personal y comunitario que los Hermanos entablan con Dios sea cada vez más rico, se debe tener en gran estima el estudio y la meditación de la Palabra de Dios principalmente el Evangelio y en general toda la Sagrada Escritura, a fin de alcanzar un alto conocimiento de Cristo Jesús (Filipenses 3, 8).

Los Hermanos deben buscar ser una auténtica fraternidad de orantes de tal manera que puedan convocar a otros, a buscar espacios de oración y meditación de la Palabra de Dios en sus vidas.

Todos los miembros de esta Fraternidad buscan por sobre todas las cosas la gloria de Dios, la fidelidad a la Iglesia, la santificación personal (Mateo 5, 48) y comunitaria por medio de la dedicación, el servicio y la atención a los más necesitados.

Contáctenos

Si necesitas más información acerca de nuestra fraternidad.

Contacto